lunes, 11 de octubre de 2010

Las tres hermanas, A. CHEJOV


Los hechos se desarrollan en un pequeño pueblo de la Rusia de comienzos del siglo XX. Las hermanas Prozórov cuyo padre, un general de Moscú, fue trasladado a esta zona provinciana once años atrás. Dicho cambio, de una capital a un pueblo, nunca fue acogido de buen grado por las tres hermanas que siempre ansiarán Moscú como destino catártico. Añoran profundamente la presencia del padre, del general que les proporcionaba estatus social, además de estabilidad. El yugo del campo, del pertenecer a una pequeña comunidad hace mella en las tres hermanas que como objetivo último tienen acabar en la ciudad de Moscú. Irina no sabe qué hacer consigo misma, es una joven culta que domina tres idiomas, a la que no le faltan los pretendientes, aunque sueña con algo distinto. Olga, la mayor, maestra de colegio odia su profesión y está aburrida de la cotidianeidad de su vida. Se encuentra bajo el convencimiento de que nunca encontrará el amor. Andrei es su único hermano, dado a la bebida pierde la casa de los Prozórov que se la juega a las cartas. Se muestra como un personaje frío y caprichoso. Su esposa Natasha sólo busca la aclamación social y consigue hacerse con el mando de la familia Prozórov, echando a las hermanas prácticamente fuera de casa. Ella sobrevive y medra en una sociedad donde la vieja aristocracia se encuentra enfrentada por la pobreza que les ha tocado vivir.
Las tres hermanas, arruinadas, sin hogar, ven cómo el ejército desaparece de su entorno, yéndose con él lo valores de la sociedad que ellas mismas conocían y en la que nacieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario